22 de junio de 2013

Producto interior bruto de Andalucía. 1º trimestre



La Contabilidad Regional Trimestral de Andalucía ha registrado un descenso del -0,4% en el primer trimestre del año en curso. Es por tanto el séptimo trimestre consecutivo de recesión, aunque con una mejora apreciable respecto a los registros del tercer y cuarto trimestre del ejercicio anterior. El contexto nacional e internacional no mejoró, y aunque las exportaciones siguen con su senda de mejora continuada, no han logrado compensar el deterioro del consumo interno, castigado este por el desempleo, la destrucción del tejido empresarial y las malas expectativas. El desglose por partidas de demanda arroja un descenso en tasa trimestral del -0,9% en el consumo, con un consumo de las AAPP que registra un -2,2% y el de los hogares un -0,3%. La inversión por su parte apuntó una bajada del -0,8%, con lo que la demanda regional descendió un -0,9%. En el terreno exterior, las exportaciones crecieron un 2,84%, así como las importaciones lo hicieron un 1,27%.

La mejora de la Formación Bruta de Capital (FBC) sería el mejor indicativo de salida de la recesión. En el gráfico adjunto se puede ver el comportamiento de esta variable durante el pasado, y como el estallido de la burbuja inmobiliaria, la falta de crédito y una demanda interna deprimida influye de manera determinante en las expectativas y por tanto en las decisiones de inversión de las empresas. El año pasado ha sido un mal año en términos generales, algo que también se vio reflejado en la Formación Bruta de Capital. El primer trimestre ha arrancado con una disminución de la inversión del -9,44% en término anuales, después de tres trimestres consecutivos por encima del 10%. Por ramas de actividad, la industria registra un descenso del -9,69% anual, con la construcción en -6,32% de deterioro, mientras que el sector servicios ha rebajado un -1,29% su producción, notándo el deterioro de la economía regional. 

Los datos de empleo de la Contabilidad Regional han sido bastante negativos. En términos de puestos de trabajo el descenso fué del -5,2%, mientras que el número de puestos de trabajo asalariados lo hace un -6,2%. En el cuadro se puede observar la dinámica en los distintos sectores y subsectores de la región. Destacar el comportamiento del empleo en la construcción que si bien desciende un 25,9% es mejor que la media del año 2012 (-27,9%). También destaca el dato de la actividad financiera y de seguros que registra una disminución superior al 17% en el trimestre, reflejando las consecuencias de la reforma financiera en vigor.


En cuanto al reparto de las rentas regionales, la dinámica ha sido similar a trimestres anteriores. Por un lado el descenso de las rentas del trabajo un -7,4% en tasa interanual, mientras que por otro lado, el excedente de explotación más las rentas mixtas han crecido un 3,0%. A destacar la destrucción de rentas ligadas a la construcción (-25,5%) y en el sector servicios, el descenso de la actividad relacionada con el comercio, transporte y hostelería (-9,5%) y la actividad financiera (-21,5%). Los impuestos sobre la producción y las importaciones han registrado un aumento del 3,2%, inferior al cierre del año pasado (15,6%).