22 de noviembre de 2013

Índice de Precios al Consumo de Andalucía. Octubre 2013

El índice de precios al consumo ha tenido en octubre un descenso del -0,1% respecto al mismo mes del año anterior, tanto a nivel regional como nacional. Entre los epígrafes que han registrado tasas positivas de incremento de precios estarían los alimentos y bebidas no alcohólicas (1,8%), bebidas alcohólicas y tabaco (5,7%), vestido y calzado (0,3%), vivienda (0,1%), medicina (1,0%), enseñanza (1,6%) y otros bienes y servicios (0,3%).  Por el contrario, los que presentan descensos de precios son menaje (-0,2%), transporte (-2,3%), comunicaciones (-7,4%), ocio y cultura (-1,6%), hoteles, cafés y restaurantes (-0,3%). Los episodios de deflación no son habituales en la historia reciente de la economía española. Mientras que no se produzca un descenso generalizado y continuo de precios no estaríamos ante un acontecimiento preocupante. Durante 2009 se vivió un episodio que llevó la tasa interanual al -1,5% en julio de ese año, en gran medida provocado por la caída en la cotización del petróleo y la bajada de los precios de los alimentos.   Algo similar es lo que ha ocurrido en octubre de este año. 

Del IPC del mes de octubre hay que destacar una reducción mayor de la esperada por el consenso de los analistas. También resaltar el comportamiento del diferencial de precios respecto a la media nacional y sobre todo al de la zona Euro, situando en -0,7 puntos porcentuales la diferencia de precios, cuando la media histórica se sitúa en +0,8 puntos porcentuales. En conclusión, la dinámica de precios durante los últimos dos meses ha sido de fuerte descenso, en gran medida provocado por la coyuntura actual de la economía. Por un lado la reducción de los costes laborales vía despidos y rebaja salarial, junto con la debilidad de la demanda interna están presionando fuertemente sobre los factores que impulsan el crecimiento de los precios. Hay que añadir una coyuntura favorable de los precios internacionales de los productos energéticos, y un contexto internacional que contribuye a la moderación general de precios, algo que el Banco Central Europeo ha reconocido rebajando los tipos de interés al 0,25%, un mínimo histórico desde que se creó el Euro.