1 de julio de 2014

Índice de Ventas en Grandes Superficies. Mayo 2014

El dato de ventas totales en grandes superficies de mayo ha arrojado un crecimiento del 1,2% interanual. En cuanto a las ventas de alimentación, éstas marcan un descenso del -6,3% respecto al mismo mes del año anterior ( -2,1% respecto al mes anterior ), encadenando otro mes consecutivo de descensos. Por otra parte, los bienes de no alimentación registraron un aumento del 6,8% interanual ( +8,1% mensual), lo que viene a consolidar un mejor comportamiento relativo de estos últimos respecto a los primeros en términos deflactados y corregidos del efectos calendario.


Según la metodología del INE, el índice se construye con la cifra de negocios de las grandes superficies. En concreto "comprende los importes facturados por la empresa durante el mes de referencia en concepto de venta de bienes y prestación de servicios que son objeto de tráfico de la empresa, tanto en el ejercicio de su actividad principal, como de cualquier actividad secundaria que realice la empresa." Los bienes que se incluyen en cada partida se clasifican según los grupos utilizados en el IPC. En ventas de alimentación tenemos básicamente bienes de alimentación, bebidas y tabaco, mientras que en las de no alimentación tendremos recogidas las ventas de Telas, vestidos y calzado, equipo personal, equipamiento de hogar, salud, ocio y otros bienes como relojería, joyería, droguería, etc.

La descripción anterior nos resulta útil para interpretar los datos del gráfico último, en cuanto que desde 2012 podemos ver como las ventas de alimentación en grandes superficies marcan prácticamente descensos mensuales continuos, mientras que las de no alimentación ha tenido un mejor comportamiento relativo, después de un mal comienzo durante el año pasado. Es aventurado sacar conclusiones, pero hay que destacar como positivo el que mejore las ventas no relacionadas con un gasto básico como es el de la alimentación, algo que se produce cuando los individuos pueden destinar mayor porcentaje de su renta a bienes de ocio y restauración. Aunque también es posible que este comportamiento coincida en el tiempo con un mayor aumento de la pobreza en determinados sectores de la sociedad, y una menor capacidad adquisitiva incluso de productos alimenticios básicos. También sería posible que las grandes superficies estén perdiendo cuota de mercado en alimentación respecto a otras fórmulas comerciales como cadenas de supermercados y otras tipos de distribución. Probablemente es una combinación de los motivos citados en distinta proporción. Aunque no es un indicador adelantado del comportamiento económico, es importante para testar la salud del consumo privado regional.