12 de febrero de 2015

Previsiones económicas de la Comisión Europea. Invierno 2015


La semana pasada conocimos las previsiones económicas de invierno de la Comisión Europea¹, y presentan un panorama mejor que el manejado durante la segunda parte del año pasado. Para el presente ejercicio y el que viene, las principales economías de la Eurozona tendrán un crecimiento positivo, que lo colocará en el 1,3% y 1,9% respectivamente. Por su parte, la Unión Europea en su conjunto lo hará un 1,7%y un 2,1%. 




Las previsiones han ido mejorando conforme avanzaba el año pasado, aunque la correspondiente a 2015 tuvieron un descenso debido a un escenario mas marcado de riesgos a la baja. En general, el panorama es más positivo que el informe de otoño de 2014, y eso tiene una gran importancia en este momento en el que el crecimiento económico es necesario debido a la compleja situación social que presentan algunos países miembros de la zona euro.


En el cuadro anterior podemos ver las previsiones para el crecimiento económico, la inflación y el desempleo en el entorno europeo y mundial. Están señalados los países miembros de la Eurozona que han necesitado planes de rescate o ayuda, y el caso griego, que está de máxima actualidad, presenta una mejoría a tener presente para los dos próximos año. Lógicamente el informe no incorpora el cambio político reciente que se ha producido en Grecia, de manera que las estimaciones eran positivas al margen del resultado que produzca las nuevas medidas económicas y sobre todo, las negociaciones sobre el futuro de su deuda pública. Destacar la desaceleración en China y el buen tono económico en Estados Unidos que crecerá por encima del 3%, tanto en el presente ejercicio como en el próximo. Japón tendrá un exiguo 1,3% durante ambos ejercicios.


Siguiendo con el entorno internacional, en Asia el comportamiento económico será bueno, algo que supone una noticia favorable teniendo en cuenta que concentra el 32,9% del PIB mundial, y por tanto en gran medida tira del crecimiento mundial que se situará en el 3,6% este ejercicio y el 4,0% en 2016. Hay que tener presente que las previsiones de invierno han reducido en 2 y 1 décimas el crecimiento mundial previsto para los dos ejercicios comentados en el informe de otoño. La revisión del PIB para Rusia ha sido el dato más destacable por los pésimos resultados económicos esperados a causa del conflicto ucraniano, y aunque no tenga un gran el peso en el PIB mundial, sí genera preocupación a causa del incremento de la tensión por las sanciones europeas y norteamericanas. Por otra parte, el comercio mundial aumentará un 4,3% en 2015 y un 5,3% en 2016, lo que supone rectificar en 3 y 2 décimas el escenario previsto en su informe de otoño. La exportaciones de la Unión Europea por su parte, también recogerán el peor comportamiento previsto del comercio internacional, de manera que crecerán un 4,5% y un 5,2% lo que ha supuesto retocar en 5 y 4 décimas las previsiones de otoño de la Comisión Europea.



¹ Winter 2015 European Economics Forecast. European Commission.