23 de septiembre de 2010

Situación de la economía andaluza. Septiembre 2010

En el segundo trimestre de este año el Producto Interior Bruto de la economía andaluza ha decrecido un 0,4% en tasa interanual. Por el lado de la demanda, se observa el mejor comportamiento del consumo privado que crece un 2,1%, lo que ha impulsado el consumo final de la región al 1,7%. En línea con la tendencia a nivel nacional, el gasto privado se ha visto beneficiado por el adelanto de la compra de bienes duraderos ante la subida del iva y el final de las ayudas para la adquisición de vehículos. Por su parte, la inversión ha disminuido el ritmo de caída, debido en gran medida al ajuste en la adquisición de viviendas, siendo este año el último en el que la deducción por vivienda se permitirá a cualquiera independientemente de la renta obtenida por el contribuyente. En cuanto al componente exterior de la economía andaluza, el ritmo de crecimiento de las exportaciones se ha suavizado, aunque sigue en una cifra respetable del 4,7% de incremento interanual. Por su parte, las importaciones han aumentado un 3,7% en línea con el buen dato de consumo.

Por el lado de la oferta, el sector servicios ha sido el único que ha regresado a terreno positivo, con un incremento del 0,4% interanual. Los resultados negativos de la industria se moderan, quedando el descenso en un 1,7%, mientras la construcción sigue con el ritmo de ajuste, aunque con niveles más bajos del -5,6%.

Si comparamos los resultados obtenidos en Andalucía respecto a los datos a nivel nacional, nos encontramos con un diferencial positivo a favor de la economía española de 0,3%, recuperando así el terreno perdido durante los tres primeros trimestre del 2009, en los que la economía andaluza superó en ritmo de crecimiento a la española. De todas formas, la economía regional tiene un gran peso dentro del PIB español, siendo Andalucía la tercera región (13,6% del PIB en 2009) después de Cataluña (18,6% del PIB) y Madrid (18% del PIB), por lo que la evolución que mantenga el PIB regional estará correlacionado con el total del país. Donde también destaca la comunidad autónoma andaluza es en el PIB per cápita, donde invierte las posiciones siendo la penúltima en comparación con el resto de España (76,4% del PIB per cápita nacional) estando sólo por delante de Extremadura (67,9% del PIB per cápita nacional).

PIB Demanda Andalucía
Tasa de variación anual. Índice de volumen endenados. Datos corregidos de estacionalidad y calendario.


2008

2009
03T
2009
04T
2009
01T
2010
02T
2010
Consumo final regional
1,0
-2,3
-2,4
-1,8
-0,3
1,7
    Consumo final de los hogares
-0,8
-4,4
-4,3
-2,5
-0,3
2,1
    Consumo final de AAPP e ISFLSH
5,7
3,0
2,5
0,0
-0,5
0,6
Formación bruta de capital
-5,2
-13,4
-13,5
-13,6
-9,3
-5,9
Demanda regional (*)
-0,9
-6,2
-6,3
-5,7
-2,9
-0,2
Exportaciones
0,9
-8,1
-8,0
-0,9
6,3
4,7
Importaciones
-2,5
-10,6
-10,4
-5,6
1,1
3,7
Producto Interior Bruto
0,6
-3,6
-3,7
-3,2
-1,5
-0,4
FUENTE: Instituto de Estadística de Andalucía.  (*) Aportación al crecimiento del PIB pm


PIB Oferta Andalucía
Tasa de variación anual. Índice de volumen endenados. Datos corregidos de estacionalidad y calendario.


2008

2009
03T
2009
04T
2009
01T
2010
02T
2010
Agricultura, Ganadería y Pesca
-0,3
1,4
2,0
-2,2
0,0
-2,6
Industria
-1,0
-10,9
-10,8
-11,2
-5,3
-1,7
    Energía
0,9
-2,9
-2,4
-3,2
-5,9
-3,0
    Industria
-1,6
-13,4
-13,4
-13,8
-5,1
-1,3
Construcción
-4,6
-10,8
-11,0
-8,8
-6,3
-5,6
Servicios
2,3
-1,0
-1,2
-0,7
-0,4
0,4
    Servicios de mercado
1,5
-2,0
-2,2
-1,5
-0,7
0,3
    Servicios de no mercado
4,7
2,1
1,7
1,6
0,7
0,7
Impuestos netos sobre los productos
-1,2
-6,1
-6,5
-5,1
-0,9
2,2
FUENTE: Instituto de Estadística de Andalucía.


En cuanto a las previsiones de crecimiento para el 2010, el servicio de estudios de Analistas Económicos de Andalucía, prevee un decrecimiento del PIB del 0,5% para este año en línea con la tendencia esperada para España. Quizás el dato más preocupante de las estimaciones realizadas por esta entidad sea el de la tasa de paro, la cual llegará al 28,1% de media en el último trimestre del 2010, una cifra excesivamente alta teniendo en cuenta el entorno económico europeo en el que nos movemos, en donde la media de paro es del 10%. Un dato así es algo incomprensible en una economía desarrollada como la española, y expone el debate sobre economía sumergida en la región. En el informe de “previsiones económicas de Andalucía del verano de 2010” de la entidad citada, los analistas hacen una estimación de la masa económica sumergida de la región, utilizando para su cálculo el método del consumo energético, alcanzando en 2009 un porcentaje del 28,9% del total. Lo más llamativo del análisis es que mientras en la economía española el nivel ha permanecido estable desde 1992 en torno 22%, en la andaluza el peso de la economía sumergida ha ido creciendo hasta casi alcanzar el 30%. Y es que lo normal en un momento de crisis económica sería que la parte irregular ampliara su espacio en detrimento de la regular, pero esto no ha sido así en el 2009 para la economía española, ya que mientras la primera ha tenido un descenso del 3,6%, la segunda lo ha hecho un 13,3%. En Andalucía, el descenso de ambas han sido paralelas, por lo que la economía irregular ha tenido un menor contagio de la crisis que a nivel nacional, sigue teniendo un gran peso en la producción regional.