2 de abril de 2013

Evolución del parque de viviendas en Andalucía.

En febrero, el servicio de estudios de CatalunyaCaixa editó su informe sobre el sector inmobiliario residencial en España. En él analiza la evolución durante el primer semestre de 2012 del parque de viviendas a nivel nacional, regional y provincial. El estudio destaca cinco conclusiones sobre el comportamiento de la demanda y oferta de viviendas en los distintos niveles territoriales durante el periodo señalado. En primer lugar, el stock de vivienda nueva pendiente de venta se ha mantenido estable en torno a las 810.000 viviendas. Esto ha sido así debido a que la oferta de vivienda nueva y la demanda han sido similares, con una diferencia a favor de esta última de unas 4.000 unidades. Este comportamiento ha sido distinto según el territorio analizado, y el informe realiza un examen detallado dependiendo de dicho ámbito y del porcentaje de viviendas nuevas sin vender sobre el total de viviendas existente. Respecto a la evolución futura del volumen de unidades sin vender hasta 2017, el informe indica que se producirá un leve descenso del número de viviendas en stock en el conjunto nacional, aunque se espera que dicho proceso sea proporcionalmente mayor en comunidades como Andalucía o Madrid, mientras que en Cataluña y Comunidad Valenciana, el descenso tenga menor entidad respecto a la media nacional. Finalmente, la última conclusión del estudio trata de la variación de precios esperado en las viviendas nuevas, que cifra en el entorno del 20% de disminución en el horizonte analizado. 

Si nos fijamos en la comunidad autónoma andaluza, el comportamiento de la oferta y la demanda regional de viviendas nuevas ha sido similar al del resto del país. En concreto, el estudio calcula que la oferta se contrajo un 26,7% entre el primer semestre de 2012 y el mismo período del año anterior. En total, el número de viviendas nuevas realizadas en el periodo a vender pasó de 14.884 a 10.910 viviendas. Por el lado de la demanda, el comportamiento fue también negativo en -18,8%, pasando de 15.455 a 12.551 viviendas demandadas. Esto ha provocado un descenso en el nivel de existencias del 2,2%. Por provincias, Málaga y Huelva registran descensos importantes en su stock de viviendas nuevas pendientes de vender, mientras que en Granada y Jaén se ha producido una ligera bajada. Por su lado, Sevilla, Almería y Córdoba mantienen el volumen de viviendas pendiente de venta.