10 de octubre de 2013

Índice de comercio al por menor de Andalucía. Agosto 2013

Los indicadores de coyuntura comercial de los que disponemos para la región andaluza son en general malo. Así el dato de agosto del Índice de Comercio al Por Menor de Andalucía ha vuelto a terreno negativo (-1,5%) después del leve incremento de julio (0,8%). En ventas de alimentación, el incremento de julio (2,5%) se ha mantenido en agosto (2,6), mientras las ventas de productos de no alimentación han tenido un comportamiento volátil, reduciendo las ventas un -14,6% en agosto, después del 13,8% de incremento interanual del mes pasado. Si comparamos con el resultado a nivel nacional, Andalucía ha marcado un descenso menor que el nacional (-3,0%), y  ha sido una de las comunidades donde se ha registrado un retroceso menos abultado. Las que mayor impacto negativo han tenido son Castilla y León (-8,0%), Aragón (-6,7%), País Vasco (-6,5%), Asturias (-6,2%) y la comunidad de Madrid (-6,0%). Por contra, han registrado datos positivos Baleares (4,3%), Canarias (2,3%), Ceuta (1,4%) y Melilla (0,3%). En ocupación la tendencia negativa ha continuado a nivel naicional y en la región andaluza, registrando esta última un dato del -2,5% en agosto, en línea con el descenso de los últimos meses, y algo peor que el dato a nivel nacional que ha sido del -1,9%

Tampoco les ha ido bien a las grandes superficies en Andalucía. El descenso en ventas en agosto ha sido del -11,8%, después del -6,7% del mes anterior. En línea con otros indicadores, las ventas en alimentación han mostrado un mal resultado (-9,6%), aunque mejor que el de productos de no alimentación  (-13,2). Si miramos los resultados a nivel nacional, los datos arrojan diferencias, algunas significativas. El Índice de Grandes Superficies nacional ha registrado un descenso del -8,6% interanual, aunque el mayor porcentaje de caída ha sido para los bienes no alimenticios que han soportado un -12,5%, mientras que el de alimentación ha descendido un -0,8%, dato que contrasta con el regional. En cuanto a datos de ocupación, el índice ha descendido un -3,7%. Destacar el mejor comportamiento relativo que están teniendo las grandes cadenas a nivel nacional que registran un incremento interanual en su índice de ventas del 2,2% y un leve descenso del empleo (-0,7%), algo que contrasta con los registros obtenidos por el resto de fórmulas comerciales.

No solo el comercio está viviendo los efectos devastadores de la crisis. El sector servicios en general presenta datos especialmente negativos. Los datos disponibles para la comunidad andaluza se refieren a diciembre de 2012, y muestran cifras en general malas. El año pasado el Índice General de Cifra de Negocios del Sector Servicios de Andalucía registró un descenso del -8,6%. El área con peores resultados fue el de servicios a empresas que concluyó el año con un importante deterioro del -15,8%.  La hostería por su parte marcó un -12,0%, mientras que el sector de información y comunicación terminó con el -8,7%. El mejor dato dentro de lo que cabe fue para el sector del transporte y almacenamiento que sólo bajó un -3,6%, mientras que el resto de servicios cerró el ejercicio con el -10,0%. En conclusión, los datos de coyuntura del sector servicios, en general, son pésimos tanto a nivel regional como nacional. Las consecuencias de la crisis es palpable y visible en el sector comercial, donde la destrucción de empleo y el descenso general de las rentas han reducido dramáticamente el consumo. El futuro se presenta incierto, ya que el proceso de desapalancamiento financiero de las familias sigue abierto, la falta de crédito al consumo es intenso y el pesimismo instalado por la coyuntura económica se muestra con virulencia. A ello que hay que añadir un panorama a medio plazo con reformas estructurales por llegar que genera incertidumbre y temor, ambos grandes enemigos del consumo.