12 de diciembre de 2013

Índice de Producción Industrial de Andalucía. Octubre 2013

La producción industrial en Andalucía es un indicador de coyuntura de gran valor en un momento como el actual en el que cualquier dato que nos muestre una mejora es de suma importancia para recuperar la confianza, y sobre todo para confirmar la mejora esperada de la economía durante el próximo año. El Índice de Producción Industrial de Andalucía (Base 2010) ha registrado un descenso en octubre del -1,2% en tasa interanual, después del leve incremento del mes pasado que creció un 1,3%. Por destino económico de los bienes destacar el crecimiento en bienes de consumo duradero (3,2%) y en energía (2,3%), mientras que por el lado contrario, se han registrado descensos importantes en bienes de consumo no duraderos (-8,1%), bienes de consumo (-7,1%) y bienes intermedios (-0,5). Por su parte, el IPI de energía se mantuvo igual que el mes anterior. El dato regional de octubre contrasta con el obtenido a nivel nacional que presenta un mejor comportamiento, en concreto crece un 1,8% en el mes, después de haber crecido también en septiembre un 3,7%.

Por comunidades autónomas, el comportamiento es variado. Por un lado están aquellas que han mostrado un buen comportamiento como Aragón (7,2%), Valencia (6,7%), Asturias (5,9%), Castilla La Mancha (4,0%), Castilla y León (2,2%), Cataluña (1,6%), Galicia (1,5%), Navarra (0,6%), Pais Vasco (1,6%) y Cantabria (0,1%), y por otro, las que presentan registros negativos como Baleares (-6,8%), Canarias (-4,6%), Extremadura (-4,1%), Murcia (-1,8%), Rioja (-1,8%) y Andalucía (-1,2%). En cuanto al destino de los bienes, a nivel nacional, los de consumo duradero han registrado un descenso del -8,5% que junto con el de energía (-2,6%) son los que han marcado descensos en sus índices. Por el lado contrario, el IPI de bienes de equipo ha subido un 8,6% y el de bienes intermedios un 1,7%, en claro contraste con los datos obtenidos por la industria andaluza. En conclusión, se confirma el suelo en la producción industrial nacional y regional, sustentado en gran medida por el buen comportamiento de las exportaciones. Las tasas interanuales muestran el final de la fase correctiva en la coyuntura industrial y una mejora probable para el primer semestre del año que viene. Se confirme pues el sentimiento general de que la economía no puede ir a peor de lo que está, por lo que la salida de la recesión y la vuelta al crecimiento tendencial depende en gran medida de los pasos que se tomen a partir de ahora.