17 de junio de 2014

Contabilidad Trimestral Regional de Andalucía. 1º trimestre


La economía andaluza ha crecido durante el primer trimestre del año un 0,7% en tasa interanual. Es el primer dato positivo desde el segundo trimestre de 2008, y viene a apuntalar las previsiones que sitúan el crecimiento del conjunto del año en torno al 1%.  La tasa trimestral también ha registrado un 0,7% de incremento, tras el 0,1% de crecimiento en el tercer y cuarto trimestre.  





Por el lado de la oferta, destacar el buen comienzo anual del sector primario (9,7%) que continúa con unos buenos registros positivos (8,5% 04T2013 y 11,6% 03T2013), y sector industrial que presenta un incremento del 1,9% después de seis trimestres consecutivos de descenso interanual. Los servicios remontan un 0,4%, mientras que los impuestos generados por la producción crecen un 2,5%, un dato positivo que no se veía desde el segundo trimestre de 2008. Por su parte, la construcción anota un -5,7% en el trimestre manteniendo el ritmo de descenso de trimestres anteriores (-5,1% 04T2013 y -5,1 03T2013). En el gráfico anterior se puede observar como todos los sectores productivos, salvo construcción, han ido ganando peso en la producción durante la crisis, y como se fue inflando la burbuja inmobiliaria durante los años previos.


Por el lado de la demanda, todas las partidas han registrado crecimientos interanuales salvo la Formación Bruta de Capital que ha descendido un -1,2% durante el primer trimestre de este año. El consumo de hogares ha repuntado un 1,5% (0,6% 04T2013), mientras que el de las Administraciones Públicas lo hacen un 0,5% (-2,0% 04T2013), registrando la demanda regional un 0,8% (-0,7% 04T2013). Las exportaciones por su parte crecen un 1,5%, mientras que las importaciones suben el 1,5%, algo que confirma probablemente el cambio de ciclo en el descenso de las compras al exterior. En el gráfico de arriba se puede ver como el gran perjudicado de esta crisis ha sido la Formación Bruta de Capital, que registra un descenso de la producción del 36,6% respecto al año base 2008.



Respecto a la remuneración de los factores productivos, en el gráfico podemos observar como se consolida el saldo a favor de los Excedentes Brutos de Explotación respecto a la Remuneración Total de Asalariados. En términos interanuales, la primera partida marca un leve descenso del -0,7%, mientras que la remuneraciones a trabajadores por cuenta ajena desciende un -0,1% en el primer trimestre.  Los impuestos netos sobre la producción e importaciones suben un 2,6%. En términos de empleo, el primer trimestre ha registrado la mejora que ya marcaron otros indicadores como la EPA y la afiliación a la Seguridad Social, y los asalariados totales crecieron un 2,7% interanual, y un 2,8% respecto al trimestre anterior.

En conclusión, el buen dato de PIB registrado probablemente haga revisar las previsiones económicas para el presente año y el próximo. Aunque los problemas y los riesgos siguen ahí, parece que éstos han tenido menor impacto del esperado. Quizás como aspecto positivo, el proceso de desapalancamiento o reducción de la deuda empresarial, que ha dejando un tejido empresarial más competitivo y eficiente. La recuperación de la confianza tanto de empresas como de consumidores es visible. Por su parte, la mejora de las condiciones financieras en el acceso al crédito bancario, en gran medida gracias al avance en el saneamiento del sistema bancario nacional, y a la actuación de los bancos centrales en su proceso de expansión monetaria y decisiones no convencionales, también ayudan a la consolidación del cambio de ciclo. Aún así, el paro sigue siendo el gran elemento de preocupación en el futuro próximo, sobre todo en un contexto de incremento de precios muy reducido o incluso negativos. FUNCAS ha estimado para 2014 y 2015 un descenso de un millón de parados a nivel nacional, aunque hay que destacar que el 60% será debido a la menor población activa mientras que solo el 40% será por creación de empleo.