18 de marzo de 2015

Contabilidad Trimestral Regional de Andalucía. 4º trimestre


Los datos de la Contabilidad Regional de Andalucía del cuarto trimestre del ejercicio 2014 aportan datos positivos, marcando un cierre del +2,2% de incremento interanual, siendo el aumento trimestral del +0,8%. El ritmo de crecimiento está tomando una velocidad que es incluso superior a las previsiones que han realizado los servicios de estudios que dan cifras sobre la región andaluza. Estamos en tasas de crecimiento trimestral similares a las que había durante el ejercicio 2007, algo que representa una buena noticia para el empleo y el consumo interno.




Aunque los datos son positivos, siempre existen riesgos en el horizonte que hay que valorar, y por tanto no todo está conseguido. De todas formas las previsiones para el presente ejercicio son optimistas, esperándose un resultado mejor que el obtenido en el año pasado. Por el lado de la demanda los datos son consistentes con un repunte de la demanda privada del +3,7%, mientras que el sector público desciende un -1,3%. La Formación Bruta de Capital mejora un +1,6% lo que sitúa el crecimiento trimestral de la demanda interna regional en el +2,3% interanual. Por su parte, los datos de exportaciones registran un incremento del +6,9%, mientras que las importaciones intensifican su crecimiento hasta el +6,3%.



Por el lado de la oferta, los datos son mixtos, con un descenso de la actividad en el sector primario del -8,4%, y un crecimiento testimonial el +0,4% en el sector industrial. Esto último contrasta con el ritmo marcado por este sector a lo largo del ejercicio pasado, algo que se comprobar con el Índice de Producción Industrial durante estos últimos meses. Por su parte, la construcción mejora un +2,4% interanual, los servicios un +1,9% y los impuestos lo hacen un -1,1%. 



Como ya se ha indicado en otras ocasiones, el saldo exterior de exportaciones menos importaciones es un buen termómetro de la salud de la economía andaluza, una vez que hemos asimilado que hace falta un modelo económico nuevo y moderno que nos haga crecer de forma sana y estable. Vigilar el déficit exterior es por tanto un buen indicador de ese nuevo paradigma que constantemente impregna las intenciones de los gestores económicos regionales. La entrada de España en el Euro supuso -al igual que en el conjunto del país- un incremento importante del déficit comercial respecto al exterior, y como tras la crisis la reducción ha sido significativa en términos de PIB.



Respecto al comportamiento de las rentas, se ha registrado un buen comportamiento de las salariales que han crecido un +4,2% en línea con el buen tono del mercado laboral durante el ejercicio pasado. Por su parte, los Excedentes Brutos de Explotación descienden -1,3% en tasa interanual, y los impuestos sobre producción han crecido un +3,1%, lo que en general supone una pequeña reversión en el desequilibrio distributivo registrado durante los últimos trimestres. 


Referencias:Instituto de Estadística de AndalucíaNota del prensa.  Contabilidad Regional Trimestral de Andalucía