30 de marzo de 2015

Evolución del sector comercial. Enero 2015


La evolución del comercio minorista es un buen indicador del momento económico. Al igual que otras variables de coyuntura, el comercio al por menor está creciendo prácticamente de forma continua en los últimos meses.  El cierre de año ha sido bueno, con crecimientos del +1,9% en el volumen de ventas y del +4,4% si tomamos el índice deflactado. El el gráfico se puede observar como los registros negativos han quedado atrás y estamos en terreno neutro, lo que implica que, por un lado ha dejado de caer el consumo de las familias, pero por otro lado estamos en una dinámica lenta de crecimiento. En términos de empleo, este escenario se ha materializado en un crecimiento del +1,0% en tasa interanual. 



En el cuadro anterior se puede observar el comportamiento relativo de las regiones españolas respecto al conjunto del estado. Andalucía ha cerrado el año anterior con un crecimiento interanual del +1,9% frente al +2,9% del conjunto de España. En términos de ocupación el registro ha sido mejor para la región andaluza, cerrando con un crecimiento del +1,0% regional frente al +0,8% estatal. Destacar el buen comportamiento del consumo de bienes no alimentarios, en concreto los de equipamiento personal y del hogar (+4,9% y 5,1% respectivamente).


Veamos ahora el comportamiento de nuestros socios europeos. Cuanto más aumente el consumo de estos países mejor será para nuestras exportaciones. El cierre de 2014 ha sido mejor que el registrado en 2013, y en concreto Alemania ha cerrado con un incremento interanual del 1,1% y Francia en un +0,4%. Italia cierra plano. Por contra, Portugal desciende un -3,2% y Grecia un -1,3%. El conjunto de la Unión Europea y de la zona Euro han marcado un crecimiento del +0,4% después de un 2013 negativo en -0,8% y -1,4% respectivamente.

En conclusión, los datos aportan dos conclusiones importantes. La primera es que se ha dejado atrás el descenso en el consumo de los hogares, aun cuando la deflación se ha intensificado; y en segundo lugar,  el crecimiento es lento aunque constante, toda vez que el endeudamiento y la falta de expectativas y de crecimiento están lastrando parte de las economías que forman la Unión Europea.