20 de agosto de 2015

Comportamiento laboral por CCAA de la educación superior según la EPA 2ºT

Gráfico 1. Activos y parados por nivel de formación alcanzado

Los factores productivos disponibles en una región son importantes para su estructura económica. Las personas que están activas representan la fuerza laboral que está disponible para producir bienes y servicios de consumo interno o exportación, y por tanto, la calidad y la preparación de este factor productivo es esencial. En el gráfico de arriba se presenta un fenómeno que puede parecer paradójico, y es que según los datos de la EPA,  cuanto mayor población activa con estudios superiores hay en una región, mayor es el nivel de desempleo en dicho segmento de formación. 



La situación laboral por regiones de las personas que poseen una formación superior se muestra en el cuadro de arriba. En el caso de Andalucía, la tasa de actividad está en el 30,5% de la población activa, los ocupados representan el 35,8% del total, y los parados en este segmento de formación suponen el 18,6% sobre el total de desempleados, un nivel significativamente menor que la tasa general de desempleo en la región que se situó en el 31% durante el segundo trimestre del ejercicio en curso.





Gráfico 2. Parados general y parados con educación superior

En el gráfico anterior se ha comparado el nivel de paro general con el específico del segmento de educación superior, y los resultados también pueden parecer singulares, ya que en general la tasa de paro específica es significativamente menor que la general en aquellas comunidades con peor desempeño económico. Es decir, que en las regiones donde mayor tasa de paro general hay, las personas con educación superior tienen una probabilidad menor de estar en paro (-12,4 puntos en el caso de Andalucía) que en aquellas comunidades donde existe un paro general menor (+13,1 en el caso de la Comunidad de Madrid).


Gráfico 3. Ocupados y parados con educación superior

Tal como hemos comentado anteriormente, los resultados presentados en los gráficos pueden llevarnos a conclusiones que no son del todo acertadas. Si del gráfico 2 se podría intuir que, al tener menor tasa de paro específica regional los parados de este segmento tienen mayor posibilidad de tener un empleo, vemos que el gráfico 3 indica que las probabilidades de tener empleo en las regiones con mayor tasa de paro específica es superior, en tanto que la tasa de ocupación también lo es.  


Gráfico 4. Ocupados y activos por nivel de formación alcanzado

Por último, en el gráfico 4 vemos una correlación clara entre activos con educación superior y ocupados con ese nivel de formación, por lo que se concluye que las economías regionales con mayor desempeño económico presentan en general mayores tasas de ocupación pero también un nivel de desempleo superior en dicho segmento.

Para poder sacar conclusiones prácticas de todo esto, pongámonos en el supuesto de un joven con educación superior que busca el mejor sitio donde encontrar trabajo, sea o no de su especialidad y/o formación. Y es que dependiendo del enfoque que utilice podrá extraer conclusiones distintas, ya que existen dos entornos regionales muy diferentes; por un lado está el caso de Andalucía cuya tasa general de paro es del 30,5%, mientras que la tasa específica es del 18,6%, siendo la probabilidad de estar en desempleo claramente menor. Por otro lado, tenemos la Comunidad de Madrid cuya tasa general de paro es del 17,7% mientras que la tasa específica es del 30,7%, lo que implica que la probabilidad de estar en desempleo es mayor en esa región. 

Sin embargo, la elección puede ser distinta si utilizamos la tasa de ocupados a la hora de valorar la probabilidad de tener un empleo. Así, en el caso de la Comunidad de Madrid la tasa de ocupados específica es del 51,8% de los activos, mientras que en la comunidad andaluza es del 35,8%, por lo que claramente la posibilidad de encontrar empleo en la primera es mayor al tener un mercado laboral con más profundo. Esto último está también relacionado con la población activa, en tanto que en Andalucía los activos con educación superior es claramente inferior (30,5% del total de activos) que en la Comunidad de Madrid (48,1%), intuyéndose de ello que existe una mayor competencia laboral a la hora de encontrar empleo con este tipo de formación. 

En el cuadro siguiente se indica los epígrafes que según la Clasificación Nacional de Educación (CNED-2014) considera educación superior: